Armonización de melodías populares. Introducción

"Los tres músicos", de Diego Velázquez

El compositor que quiera armonizar con propiedad una melodía popular debe estar imbuido de los cantos y de la armonía propios de la población que la generó. Es improcedente realizar el acompañamiento de la melodía de un pueblo del que se desconoce su idioma y la trayectoria técnica de su música a lo largo de la historia. El resultado sería, en el mejor de los casos, impropio, y, en el peor, un disparate. El alumno debe saber que la técnica armónica sola no basta para significar la melodía popular, sino que precisa además de unos modos que no se aprenden sólo estudiando música. En una buena traducción armónica de una melodía popular existen cosas que mediante la técnica no se pueden explicar.

Comments are closed.