Cancionero musical popular español (F. Pedrell). Canción de cuna, núm. 10

Escribe Felipe Pedrell en sus anotaciones a la Primera parte (El canto popular en la vida doméstica) de su Cancionero musical popular español (1922):

“Las tres canciones de cuna que presento aquí fueron oídas por mí a mi tierna y santa madre (q. D. g.), y grabadas en la memoria gracias a la práctica del dictado musical a que me acostumbró, desde edad infantil, mi maestro, formando, sin saberlo, un folklorista anticipado, como verdaderamente lo fui, sin percatarme de ello. En las páginas de Jornadas de arte he explicado esto. Y añadiré, ahora, que hijo segundo de numerosa familia, recogí de los labios de mi madre, de aquella su vocecita clara y bien timbrada, aunque no recia, ni mucho menos, pero muy afinada, todo un pequeño cancionero de cantares que yo iba copiando mientras los ejecutaba para adormecer a mis hermanitos menores, tomándola como ejemplo vivo de dictado musical y realizando las pruebas o ejercicios que me había aconsejado mi maestro. Entre aquellos cantares sobresalen las tres canciones de cuna aludidas.

En mi opúsculo Por nuestra música (primera edición, pág. 94), al hablar de los temas expresivos contenidos en el racconto de mi Trilogía Los Pirineos (escena V, cuadro II) indiqué la procedencia y transformaciones de los mismos que la marcha de la acción, los caracteres de los personajes y las situaciones del drama me invitaron a inventar. Todos los desenvolvimientos melódicos y consecuencias armónicas del citado racconto proceden de la melancólica canción de cuna, que en la referida página transcribo (y reproduzco escuetamente sin armonizarla en el núm. 10), y con la que debió de adormecerme en sus brazos mi cariñosa madre, pues lo mismo ésta que las dos siguientes se las oí cantar más tarde mientras invocaba al sueño para adormecer a mis hermanos menores”.

La melancólica canción de cuna a que hace referencia Pedrell es ésta:

[audio:http://composicionmusical.com/wp-content/uploads/2010/08/canciondecuna.mp3|titles=Canción de cuna]

En catalán, non-non es el sueño de los niños, y noneta, su diminutivo; son es sueño, y soneta, su diminutivo.

De las tres canciones antes mencionadas es ésta la única que deja Pedrell sin armonizar, supongo que debido a su carga emotiva. De añadidura, la dificultad técnica de esta rara pieza no es menospreciable. Sigamos la mecánica ya explicada:

B: Bordadura inferior de resolución cromática
R1: Retardo inferior
P: Nota de paso ascendente con doble disonancia, regular e irregular
R2: Retardo superior

Vaya esta armonización como homenaje al maestro:

[audio:http://composicionmusical.com/wp-content/uploads/2010/08/canciondecunaarmonizada.mp3|titles=Canción de cuna armonizada]

Comments are closed.