Jean Sibelius: Sinfonía n.º 4 (Mov. IV, cc. 448-454) – Comentario 1 –

Jean Sibelius en su despacho en 1915, año de finalización de su 5ª sinfonía

Al escuchar este fragmento sin tener la partitura delante debemos percibir que se trata de un intervalo armónico de 4ª justa tocado por un timbal y tres trombones al unísono, seguido de una variante de la marcha clásica de séptimas a cargo de la Cuerda.

Hablando de la disposición de los acordes dije que éstos están formados por dos estratos: el bajo y el cuerpo armónico. En este fragmento de la genial cuarta sinfonía de Sibelius el bajo lo llevan los violoncelos, y el cuerpo armónico lo llevan las violas y segundos y primeros violines, formando un todo a cuatro voces.

Una descripción cristalizada de cada uno de los seis acordes que componen el fragmento nos conduciría al más puro disparate, y el oído nos dice que de disparate, ninguno. La única manera de poner de acuerdo la grafía musical con el oído es proceder con instinto de compositor.

Comments are closed.