Teoría del sistema intertonal – 3

Continúa desde Teoría del sistema intertonal – 2

Pero si aceptamos como disonancia menos dura también a la 4ª mayor (o aumentada), además de la 4ª menor (o justa), entonces podremos formar los acordes siguientes:

de tres sonidos. Y los de cuatro sonidos que siguen:

Puesto que, según hemos establecido, estos acordes pertenecen al orden cromático y no al tonal diatónico, las notas pueden enarmonizarse, en cual caso la 4ª mayor (o aumentada) se convierte en 5ª menor (disminuida). (No hay que decir que cualquier intervalo que enarmonizado sea una consonancia real, no será admisible en estas armonías de la disonancia pura). Los acordes (C) y (D) enarmonizados continúan siendo disonantes, pero pertenecen a la escala diatónica o natural de un tono:

Como se ve son notas del tono de mi bemol. Son, pues, acordes del tipo (B). Por lo tanto estarán más adentro del sistema intertonal los acordes (E) y (F).

También estos acordes (E) y (F) pueden enarmonizarse sin que pierdan su condición de disonantes:

Hay que tener presente que la enarmonización debe realizarse siguiendo las normas de la lógica musical. Es decir, que si, por ejemplo, enarmonizamos el do sostenido por el re bemol, no dejaremos el sol sostenido como tal, sino que también lo enarmonizaremos en la bemol, porque, puesto que ha aparecido el re bemol, debemos haber aceptado el la bemol que ocupa un lugar anterior en la escala de aparición de los bemoles. Pero siempre antepondremos el criterio melódico, es decir que adoptaremos el signo de alteración que dé más la impresión de intervalo propio de la melodía.

Comments are closed.