Tratamiento de la disonancia

Una nota disonante puede ser preparada por una nota real para después de su percusión resolver a un intervalo melódico de 2.ª ascendente o descendente. Pero para que una nota disonante pueda ser preparada, es necesario que esté presente en el acorde anterior a su percusión; en su defecto, esta nota disonante puede ser atacada por grado conjunto ascendente o descendente, o por grado disjunto ascendente. La nota de resolución puede ser nota real o nota extraña al acorde. La resolución puede ser inmediata o distante, mediante una ornamentación. La resolución eludida de la disonancia se produce cuando ésta resta inmóvil, pasando a ser en el acorde posterior consonancia o disonancia. La resolución indirecta ocurre cuando la nota disonante no resuelve melódicamente en la misma voz, sino que lo hace en otra voz armónica. Y la resolución elíptica, cuando no resuelve en la misma voz ni en ninguna otra, es decir, no resuelve.

En los acordes disonantes la nota disonante siempre es la más alta de las notas constitutivas del acorde:


Por ejemplo, este intervalo armónico disonante de 2.ª M,

en el momento de integrarlo en un acorde podemos considerarlo de dos maneras:

Comments are closed.