Requisitos básicos de un compositor

Comienzo una serie de comentarios dirigidos a estudiantes de composición musical. Me ceñiré a la técnica culta occidental.

Todo músico profesional ha de saber solfear, escribir al dictado, cantar en un coro, tocar un instrumento polifónico (arpa, guitarra, órgano o piano), armonía, contrapunto, componer fugas, variar un tema, principios formales para proyectar composiciones, instrumentación, orquestación y dirigir una agrupación vocal, instrumental o mixta.

Además del español debe dominar al menos uno de estos idiomas: alemán, francés, inglés, italiano y ruso. Y haber escuchado y leído, disfrutándolas, las obras capitales de la música y la literatura de todos estos países. Deberá conocer también algo de latín para enfrentarse a piezas litúrgicas y oratorios.

Uno música y literatura (poesía, narrativa y drama) porque son las dos disciplinas artísticas que percibimos a través del oído. Recordemos que poesía y narrativa fueron manifestaciones orales que poetas y aedos recitaban de memoria. La literatura nació para ser escuchada igual que la música. El hecho de leer un libro mentalmente hace que reproduzcamos silenciosamente en nuestro interior unos sonidos que identificamos e interpretamos como mensaje ideológico. Un compositor al leer una partitura hace lo mismo, pero los identifica e interpreta como mensaje emocional.

Una persona alfabetizada al leer un libro conoce su significado. Una persona dorremizada al leer una partitura, también.

Y quien sea consciente de que es poseído por la chispa divina debe saber lo que se le ofrece: una existencia desasosegada y una vejez, en caso de alcanzarla, incierta, un trabajo constante, solitario y obsesivo, dinero escaso, años de completa oscuridad en un ambiente hostil y de desdén constante. Honores y reconocimiento en caso de éxito.

 

Comments are closed.