Organum florido

En el siglo XII se originó una nueva técnica compositiva denominada organum florido o, de manera inexacta, melismático. En este tipo de organum la voz principal, situada en la parte grave, tiene a su cargo un cantus firmus, mientras que la voz organal, situada en la parte aguda, lo contrapuntea neumática o melismáticamente. La voz organal canta dos o más notas por sílaba, procedimiento que era familiar a los pueblos latinos, por lo que la melodía litúrgica se amplía. Reparemos en la diferencia existente entre este tipo de organum de otros anteriores, en que la voz organal contrapunteaba nota contra nota a la voz principal. En el siguiente ejemplo la voz organal contrapuntea en florido el cantus firmus que aparece en este post.

Comments are closed.