Polifonía medieval. Organum – 1

Cuando hacia el siglo IX el canto gregoriano fue cantado por hombres de diferente tesitura, mujeres de diferente tesitura y niños, forzosamente la melodía quedó doblada a la octava, a la quinta y a la cuarta. Esta práctica, llamada organum (pronúnciese órganum), se debió a la comodidad vocal, ya que un canto de tenor transportado una quinta o una cuarta inferior se vuelve cómoda para los bajos; y estas dos voces, bajo y tenor, transportadas una octava superior, se vuelven cómodas para contraltos, sopranos y voces blancas. Su razón teórica es la herencia pitagórica, que toma como base las primeras relaciones de frecuencia (1:2, 2:3, 3:4), representativas de los intervalos de octava, quinta y cuarta respectivamente.

En el tratado del siglo X “Musica enchiriadis” (Manual de música) hay este ejemplo de organum a dos voces sobre la Secuencia “Rex coeli”:

[audio:http://composicionmusical.com/wp-content/uploads/2010/05/organum.mp3|titles=Organum]

La voz inferior se denomina “vox organalis” (o “duplum”) y la voz superior que lleva el canto gregoriano, “vox principalis” (o tenor). Observamos en este caso que marchan básicamente en intervalos paralelos de cuarta, e incidentalmente en otros menores, y comenzando y terminando en unísono; el propio autor de “Musica enchiriadis” atribuye a dichos intervalos una “honestissima suavitas”. Advirtamos que este ejemplo que damos en sonido de piano no hace justicia a su música, pues si se ejecuta con un buen sonido vocal, de manera flexible y destacando el tenor a solo por encima del “duplum” a cargo del órgano o de un grupo de cantores, su efecto es bello.

Comments are closed.