Canto gregoriano. Antífona “Hosanna filio David”

El Domingo de Ramos la Iglesia católica celebra la entrada triunfal de Cristo en Jerusalén, y la conmemora en la Bendición y Procesión de las Palmas.

Acabada Tercia (hora canónica que se corresponde a la tercera hora después de la salida del sol: nueve de la mañana) y hecha la aspersión del agua bendita, el Celebrante, con alba, estola y (si lo hay) pluvial morado, acompañado de sus Ministros, se dirige al altar a bendecir las palmas y ramos de olivo o de otros árboles que estarán colocados, o al lado de la Epístola, o en medio del Presbiterio. El Coro canta la siguiente Antífona: “Hosanna filio David”. El texto es del Evangelio de San Mateo, 21, 9: “Hosanna al Hijo de David: bendito el que viene en nombre del Señor. ¡Oh Rey de Israel! ¡Hosanna en las alturas!”

Al ser una Antífona no asociada a Salmo alguno, no posee versículo salmódico: tiene existencia independiente. Nótese el inciso anacrúsico (nota Sol, tónica) de la palabra “Hosanna” y su ascenso al intervalo de quinta justa (nota Re, dominante del 7.º tono). Fijaos que en este vídeo el coro la canta transportada una tercera menor baja.

Guido d’Arezzo dijo del 7.º tono que induce al oyente a experimentar un sentimiento angélico.

Comments are closed.